¿Es mejor financiar una carrera completa o por semestre?

Publicado por: Juan Camilo Rojas
Categoría: Eduka
financiar carrera completa

Antes de iniciar los estudios superiores entra la duda de cómo conseguir el dinero para pagar la carrera, por tanto, muchos optan por financiar la carrera, pero surgen dudas sobre si solicitar dinero por la matrícula completa o por el semestre.

Esta incógnita suele estar presente durante las inquietudes sobre los métodos de financiación para una carrera universitaria, por lo que despejar estas preguntas puede ayudar a tomar la mejor decisión.

Entretanto, existen muchas formas de estudiar con créditos educativos, sin embargo, estas tienen una serie de ventajas o desventajas dependiendo de la modalidad, el tiempo o la entidad, por lo cual, aquí te mostramos cuáles son.

Ventajas de financiar una carrera completa

Financiar la totalidad de la carrera es la elección más común de los jóvenes que no cuentan con recursos, por tal motivo, diversas financieras o entidades bancarias han implementado créditos por el monto completo del pregrado.

Estos se caracterizan por ofrecer la posibilidad de tomar un crédito por un periodo de hasta 84 meses, es decir, siete años, para que el solicitante pueda estudiar.

Asimismo, la mayoría de entidades brindan los recursos a una tasa de interés fija, por lo que se vuelve una ventaja a largo plazo, puesto que no variaría anualmente ni habría volatilidad en las cuotas mensuales.

No obstante, esta opción puede ser, en algunos casos, un poco perjudicial. Esto por el valor de una carrera universitaria que puede ascender hasta los 40 millones de pesos, en promedio, a lo que se le debe sumar los intereses, seguros y otras tarifas del crédito.

Aunque por el contrario, sigue siendo una buena opción para el estudiante si trabaja o tiene algún apoyo, además, por ese tiempo los jóvenes pueden aspirar a becas para equilibrar las cargas.


Le puede interesar: ¿Qué revisa una entidad antes de financiar un crédito educativo?


Ventajas de financiar por semestre

Es la financiación más común, visto que algunos padres solicitan créditos semestrales para no endeudarse a largo plazo y poder pagar cuotas asequibles.

Por otro lado, la ventaja principal por la que algunos deciden solicitar créditos semestrales es la oportunidad de financiar con diferentes entidades de acuerdo con sus tasas de interés y otros beneficios, lo cual puede economizar recursos.

Adicionalmente, los intereses corrientes de este tipo de financiación suelen ser menores a los del valor total, debido a la cantidad prestada.

A su vez, las financiaciones a corto y mediano plazo dan la posibilidad de salir de un apuro, por tanto, en casos como cuando el estudiante ha cursado su pregrado sin problemas y un semestre no puede continuar, tiene la opción de financiarlos hasta a 24 meses.

Por último, el proceso de solicitud de créditos bajo esta modalidad se conocen por ser más rápidos desde el inicio hasta el desembolso.


¿Es buena idea financiar un crédito educativo?👉Mira las ventajas y desventajas


Author: Juan Camilo Rojas
Periodista digital y redactor SEO con énfasis en Longtail, semántica y SEO copywriting.