fbpx

Estudiantes caleños, segundo lugar en torneo nacional de programación

Enviado por: Diario Occidente
Categoria: Eduka
Torneo nacional de programación

“El segundo puesto a nivel nacional es para Agrover” se escuchó decir en la transmisión virtual en la que anunciaron los tres mejores proyectos sobre programación de TIC en toda Colombia. Al instante, sobrevino un fuerte grito de emoción de los integrantes del Semillero de Investigación en Proyectos STEAM (SISTEAM).

El júbilo tenía ocasión. Durante 2020 los estudiantes Nicolás Aguilera García, Karen Sofía Asprilla Altamirano, Sergio Andrés Zuluaga, Alanys Julieth Aguilar Rivas y Juan Esteban Cárdenas Calderón, trabajaron en el proyecto Agrover junto con el profesor César Augusto Gutiérrez Rodríguez, líder del área TIC en la Institución Educativa Oficial (IEO) Santo Tomás.

La iniciativa que desarrollaron con esfuerzo y disciplina ocupó el segundo lugar en el IV Concurso Nacional de Programación en colegios, organizado por la Federación Colombiana de la Industria del Software y Tecnologías Informáticas (Fedesoft).

El camino no fue fácil, tenían que competir con 57 proyectos de todo el país. Agrover avanzó y entró a un grupo de diez semifinalistas integrado por establecimientos educativos de Antioquia, Nariño, Cauca, Boyacá y Cundinamarca.

Finalmente, el pasado viernes 13 de noviembre alcanzó el podio y el proyecto se consagró como el segundo mejor a nivel nacional. Por eso los aplausos y la alegre algarabía cuando los integrantes de SISTEAM conocieron los resultados del concurso.



“Me sentí muy feliz cuando nos nombraron. Fue muy grata la sensación de triunfo para nosotros después de todo el esfuerzo que hicimos. Lo más importante para fue todo el proceso de aprendizaje. Fue un tiempo muy enriquecedor”, señaló la estudiante Alanys Julieth Aguilar Rivas.

El proyecto, una apuesta por la sostenibilidad

Agrover es un robot agricultor que realiza el proceso de siembra de manera automática. Adicionalmente, se encarga de medir las variables del ambiente y del terreno.

“El robot tiene sensores para medir la humedad del suelo y del ambiente, la presión atmosférica y la temperatura ambiente. Tiene un GPS para conocer la ubicación y un sensor ultrasonido para evitar que se estrelle. Y cuenta con un sistema de motores, reductores y servomotores para hacer la siembra automáticamente”, señaló el docente César Gutiérrez.

El proyecto que, en el concurso hizo parte de la línea ‘Soluciones tecnológicas a problemas ambientales’, empezó a gestarse a inicios de 2020. El profe César y sus estudiantes se reunían todos los viernes, después de clase, para trabajar en Agrover.

Con la llegada de la pandemia, el equipo debió replantear su dinámica de trabajo. “Entonces utilizamos los recursos que nos brindó la Secretaría de Educación y todas las herramientas de Google Education para reunirnos y avanzar en los prototipos. Continuamos trabajando de manera virtual. Finalizamos hace poco, hicimos nuestras primeras pruebas en terreno y pasamos a la final del concurso”, explicó el maestro.

Trabajar en equipo, satisfacción del deber cumplido

Los estudiantes de la IEO Santo Tomás, quienes integran el semillero de investigación SISTEAM son los más felices con los resultados obtenidos. El trabajo remoto, pero siempre en equipo se convirtió en un elemento clave durante todo este proceso.

“Lo más importante fue el empeño y las ganas de aprender que le pusimos como equipo. De esta forma logramos aprender y conocer cómo funcionan los procesos de sembrado y cómo podíamos ayudar a los agricultores para automatizar estos sistemas”, afirmó el joven Nicolás Aguilera García.

Los estudiantes siempre asumieron con disciplina este reto. Y aprovecharon las jornadas de capacitación que les ofreció el concurso para fortalecer el proyecto que hoy está entre los mejores del país.

Para Sergio Andrés Zuluaga, esta “fue una experiencia interesante. El hecho de poder aplicar lo que habíamos aprendido, hizo que todo el trabajo valiera la pena. En realidad, fue muy satisfactorio”.

A lo que Nicolás agregó: “el concurso es una forma de reconocer el trabajo que hicimos como equipo durante todo el año y también las dificultades que logramos afrontar debido a la pandemia”.

Ahora Karen, Juan Esteban, Alanys, Sergio y Nicolás, se preparan para disfrutar de los premios que recibirán por parte de Fedesoft: dispositivos tecnológicos y becas para estudiar inglés y tomar cursos de educación continua con universidades de Medellín.

Nota 1: revive aquí el momento en el que los integrantes del semillero de investigación SISTEAM conocen los resultados del concurso:

Nota 2: si quieres conocer más información del proyecto, ingresa en este enlace: https://youtu.be/0eHdYwZtosM