Inicia por buen camino tu vida universitaria

Entraste a la U, diste un gran paso hacia la vida profesional y hacia el primer escalón de tu proyecto de vida. La vida universitaria está llena de experiencias, de nuevos conocimientos, de grandes responsabilidades y de nuevas amistades, es por eso que aquí te damos unos tips para empezar con éxito el primer semestre universitario.

Ubícate. Lo primero que debes hacer al ingresar a la universidad es conocer sus instalaciones, los servicios que ofrecen, los beneficios de ser universitarios, las actividades extracurriculares, así podrás disfrutar al máximo lo que ofrece tu alma mater.

Relaciónate. Conocer nuevas personas te ayudará a adaptarte más fácil al ritmo universitario, así que habla con los otros primíparos, estudia, comparte con ellos y rodéate de los más pilos, al fin de cuentas serán muchas las horas las que pasarán juntos.

Organízate. Es primordial que cuadres tus horarios de clases para que te alcance el tiempo haciendo talleres, exposiciones, parciales, trabajos, entre otros. De esta forma evitarás vacíos entre una clase y otra, y si te queda tiempo libre, aprovéchalo. Planificar las actividades y responsabilidades universitarias te ayuda a cumplir con los deberes, los exámenes y las fechas de vencimiento.

Gestiona gastos. Asumir la vida universitaria trae consigo gastos que debes saber administrar, esto te ayudará tanto en la vida universitaria como en la vida personal. Lo ideal es que hagas un presupuesto de lo que te gastas en transporte, materiales, copias, refrigerios, entre otros para que te rinda hasta la próxima mesada.

Ama tu carrera. Puede que suene a frase de cajón, pero la clave del éxito profesional es apasionarse por la carrera y estudiar con dedicación. Nadie dijo que fuera fácil, pero pasar las materias y el semestre nítido y con buen promedio, traerá la satisfacción del deber cumplido, además de algunos beneficios universitarios o reconocimientos, según la institución universitaria.

Equilibra tu vida. Algunos más que otros pueden tener dificultad para equilibrar la universidad, el trabajo y la vida social, pero hay que establecer prioridades y entender que acceder a la U trae consigo gastos de matrícula y un gran esfuerzo económico por parte de nuestros padres o de nuestro bolsillo, por eso lo más importante es no faltar a las clases por salir con amigos. Una vez te organices siempre quedará tiempo para ir de fiesta y la recompensa profesional será mayor. Estudiar y trabajar a la vez también tiene sus ventajas como: aprender a administrar bien el tiempo, adoptar disciplina y constancia y mejorar tus oportunidades en el mercado laboral.

Cuida tu salud. Está de más recomendar rutinas saludables cuando tienes jornadas tan largas de estrés y estudio. Durmiendo bien, comiendo saludables y realizando algún ejercicio o deporte, ayudará a sentirte mejor y estudiar y pensar con excelente rendimiento.

Próximo Evento

Síguenos en Twitter